Desde que comenzamos a pensar en el proyecto que es hoy Entre Colombianas y Letras, hemos tenido el principio de abrir las puertas para aquellos que como nosotras quieran compartir  sus historias, tips, anécdotas y proyectos a partir de su experiencia de vida en el exterior. Por eso creamos los espacios  Escribiendo con Nosotras y Enlaces Amigos  para generar esa oportunidad para todos ustedes, anímense a conocerlos, estás a sólo un click de distancia 😉

Esta es la segunda colaboración que recibimos  y que con mucha alegría compartimos con ustedes el gusto de traerles otra historia, de una Colombiana por el mundo, tal como nosotras, que quiso participar de esta propuesta  que es Entre Colombianas y Letras.

Su nombre es  Paula y ella vive en Estados Unidos , desde hace varios años, ella nos quiso compartir en esta ocasión un poco de su experiencia cuando se fue a vivir a ese país:

El día que me vine a vivir a los Estados Unidos.

caja… Fue un veintitanto de Julio del año 2000 algo.  Me acompañó al aeropuerto una delegación de amigos cercanos y mi familia. Ese día almorzamos en la casa de mi mamá sancocho Antioqueño, porque quién sabe cuando volverás a comer sancocho, decían.

Durante la comida, los más bilingües me instruyeron en las palabras que según ellos me sacarían de apuros, “mientras aprendes el Idioma que posiblemente va a ser muy rápido”. Creo que puedo decir que la primera palabra que aprendí antes de montarme al avión fue “refill” que significa volver a llenar algo, la coca cola por ejemplo.

Todos estaban muy felices por mi, con mucha nostalgia también, pero sobre todo con mucha expectativa. Me estaba yendo tras un amor. Así como lo oyen, dejé todo en Colombia por el amor de mi vida.

Bueno ese “todo” es relativo porque no tenía nada; un diploma recién recibido, un trabajo de principiante y una cuenta de banco con fondos… En bajo.

Pensándolo bien, si estaba dejando mucho, no solo mi familia y mis amigos, sino mis años de educación, los olores, los paisajes, mi forma de hablar español, mi manera de percibir el mundo, mis recuerdos.

Llegar a Boston fue una de las experiencias más mágicas que me han pasado en la vida, todo me parecía lindo, todo me olía rico y todo se me hacía divertido.

Llevando una semana de desempacada, me dice mi esposo mi novio en aquel entonces, te voy a llevar a East Boston el barrio colombiano a comer sancocho. Primera decepción para mi comité de despedida.

Estando en el restaurante, así de aventada que soy le dije al administrador, ¿no necesita meseras? Me miro de arriba abajo y en dos minutos me dijo “empieza en dos semanas”.

Este era un restaurante colombiano, pero cuando digo colombiano, me refiero a las pequeñas cafeterías de pueblo donde venden empanadas, chorizo, pandebono, mondongo, bandeja paisa… En fin, lo que ni los que estamos en Colombia comemos normalmente. Así, empecé mi trabajo de fin de semana donde me hacía un dinero extra y durante la semana estudiaba inglés.

Con los días empecé  a aprender que todas las meseras del restaurante eran de un pueblo de Antioquia, mi estado o departamento, llamado Don Matías. Todas habían migrado a los Estados Unidos buscando una vida mejor para ellas y sus hijos a quienes habían dejado al cuidado de sus abuelas o algún otro familiar.

¿Y vos como llegaste? Me preguntaban. Y yo, no pues hice escala en Atlanta a visitar a una amiga. ¿Ah no te viniste por el hueco? A partir de ese momento, mi percepción del inmigrante cambió por completo…. 

Lee la historia completa aquí →  La Caja de Paula

paulaaasss

 Un poco sobre Paula: Publicista del Instituto de Artes de Medellín
y además estudió Administración de Negocios con énfasis en Mercadeo en la Universidad de Kennesaw en Georgia. Ha vivido en Estados Unidos por 11 años. Casada y con un hijo de 10 años. Trabaja con un periódico hispano en Atlanta “Mundo Hispánico” en el departamento de publicidad y además es fotógrafa independiente. Le encanta viajar y entender el mundo y eso lo complementa con sus fotos y sus anécdotas de viaje. Ser inmigrante le ha cambiado su visión de la vida.


“DETRÁS DE CADA FOTO HAY UNA HISTORIA” sem-titulo2

En general a Paula le gusta  contar historias, no solo a través de sus fotografías sino en otros aspectos de su vida personal y profesional. Ella es publicista y profesional de mercadeo con experiencia en manejo de redes sociales, publicidad digital y marketing de contenidos.  Desde su paso por la universidad en Colombia preparándose para ser publicista, Paula estuvo expuesta a la fotografía, pero no fue sino hasta el año 2013 cuando decidió iniciar su propio negocio como fotógrafa independiente. * Para conocer sobre sus tarifas y servicios en el área de Atlanta puede conectarla por email * Además, escribe un blog en español llamado “La Caja De Paula” y es el sitio donde explora la escritura y plasma sus pensamientos, cuestionamientos y anécdotas de la vida diaria.

GRACIAS PAULA POR TU PARTICIPACIÓN!

entre


¿Recuerdan el artículo  de Maria Isabel (Misu) de Azul Ceste Deco, que publicamos a comienzo de este mes? Aquí les dejamos el acceso.

Hacer un alto en mi vida profesional para ser mamá en otro país.

Salvar

Salvar

Opt In Image

Porque sabemos que te gusta estar al día con nuestro blog, inscríbete en nuestra lista de correos donde te enviaremos nuestras últimas entradas, noticias y demás actualizaciones que te interesen!

Ayúdanos a difundir!!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on RedditShare on TumblrShare on VKEmail this to someone