Después de mi pesadilla a la llegada a Israel, ( Primera visita a Israel, una pesadilla con final feliz) El estaba muy emocionado de mi visita pero también un poco temeroso de que su familia y amigos me hicieran sentir mal o me hicieran algún tipo de desplante.

Así que cuando él quiso presentarme a su familia hablo primero con ellos y les dijo que yo estaba acá y que si me querían conocer, tenían que estar dispuestos a tratarme como cualquier otra persona; para mí fue un poco asustador el saber que ellos no me querían y que habían hecho de todo para que el no siguiera conmigo… pero por el amor tan grande que he sentido y siento por él, que la verdad no me importo enfrentarlos; siempre pensé en hacer todo lo que estuviera a mi alcance para hacer de nuestra relación, una relación común y corriente en donde los prejuicios de la sociedad no importaran… obviamente siempre respetando sus creencias y costumbres; sé que para un judío es muy difícil saber que su religión cada vez se extingue más por la cantidad de uniones con personas de otras religiones y costumbres.

En realidad Tal (mi esposo) no es religioso y su familia tampoco; aunque conservan muchas creencias de su religión.

Se llegó el día de conocerlos personalmente porque ya por fotos había tenido una presentación. Fue una cena en la casa de ellos… la verdad se portaron muy bien, me atendieron como a cualquier persona conocida; pero si se les veía por encima que estaban súper prevenidos conmigo porque veían  que todo iba muy en serio.

Con sus amigos me sentí muchísimo mejor, no sé si por el hecho de ser más jóvenes y más abiertos al mundo y a las diferentes costumbres; que fueron muy amigables y me hicieron sentir como en casa… Siempre estuvieron atentos de cualquier cosa que necesitara y de hacerme sentir bien dentro de su grupo de amigos, a pesar de todas las diferencias que había entre nosotros empezando por el idioma. Para mí era difícil comunicarme con ellos porque mi inglés es básico y me daba física pena equivocarme… pero con los días no me fue importando tanto y fui fluyendo más con el idioma.

Tal me tenía todo un itinerario para los días que venía y me tenía muchas sorpresas… me entrego un cronograma donde me especificaba a dónde íbamos etc… y yo moría de amor con cada cosa que iba haciendo por mi, y como me iba demostrando con cada detalle lo importante que era para el… y las ganas que tenia de compartir conmigo su vida y todo lo que lo rodeaba.

Fuimos a muchísimos lugares entre ellos el mar muerto, mesada, hicimos un vuelo privado por encima de Tel Aviv, estuvimos en el desierto, estuvimos en el norte en donde conocí el monte Hermón, también hicimos un día solo de spa delicioso en Tel Aviv, yaffo, Jerusalén, mejor dicho… a donde pudimos ir fuimos… y pasamos delicioso… de verdad que un viaje delicioso, todo me pareció espectacular… los lugares acá son mágicos, llenos de vida, en algunos me sentía metida en una película de semana santa! ademas de toda su historia… de verdad que valió la pena toda esa pesadilla que me toco vivir en un principio a la llegada, este país a pesar de los conflictos que ha tenido y tiene es un lugar mágico para visitar y vivir.

dsc06637 dsc06600-copia dsc06387dsc06057-copia dsc05766 dsc05629 dsc05520 dsc05332 img_0764 dsc06713

En resumidas cuentas lo mejor de este viaje es algo que les contare en un próximo post para que no se me alargue mucho; lo único que puedo decirles es que si tienen un amor lejano o con diferencias culturales, luchen por ese amor… si su corazón y la química que tienen funcionan, luchen… luchen porque si se puede encontrar la manera y la forma de estar con esa persona… aunque hayan personas en contra o la gente no crea que es lo conveniente. Hay que hacer muchos sacrificios… si,  hay que tener un compromiso mucho más grande que con una persona que podamos tener cerca… sí; pero se puede… desde que exista ese amor y esas ganas de estar con esa persona con seguridad se cumplirá si el destino lo tiene programado así. Creo mucho en el destino y en lo que nos va poniendo en su camino… así que si las cosas se dan súper… Sino, no era lo que te convenía en ese momento.

El destino no nos da a las personas que queremos, el destino nos da a las personas que necesitamos, para que nos ayuden, para que nos lastimen, para que nos abandonen, para que nos hagan crecer personalmente o sentimentalmente, para que nos jodan, para que nos hagan reír o llorar, para que nos amen y para que nos hagan ser la persona que estamos destinados a ser.

Ana Cata

descarga-4

Puede interesarte leer “Primera visita a Israel, Una Pesadilla con final FELIZ!”


¿Haz tenido una experiencia similar?

 ¿Quieres contarnos algún anécdota o historia de tu experiencia como colombian@ en el extranjero?

Tienes tips o recetas del lugar donde viviste?

Si tú respuesta es sí, te tenemos  dos opciones: escribe tu propia historia o dejános entrevistarte.

Y tu história aparecerá aquí  en el blog, en la sección Otras Histórias.

¿Te interesa? enteráte más en la sección Escribiendo con Nosotras.

O envianos un e-mail, con tú registro y comentário en la sección de Contacto 😉

 

 

Salvar

Salvar

Opt In Image

Porque sabemos que te gusta estar al día con nuestro blog, inscríbete en nuestra lista de correos donde te enviaremos nuestras últimas entradas, noticias y demás actualizaciones que te interesen!