Categorías
Emprendimientos Moda Otras Historias Trabajo

Colombianos y Emprendedores 14 – Valeria – OKAMA -UK

En 2016, tras dos años de llegar a vivir a Londres, tomé la decisión de fundar OKAMA UK, una organización que busca reivindicar los derechos culturales de las comunidades indígenas en Colombia a través de la promoción de sus artesanías en el exterior. Ofreciendo tanto diseños propios de las comunidades como diseños más modernos, busca rescatar el oficio tradicional de la tejeduría en sus diferentes formas y promover al arte indígena como muestra cultural, brindando así una fuente regular de ingresos a los artesanos que les permita mejorar su calidad de vida.

Aunque me tomó un tiempo empezar, la semilla de mi proyecto estaba plantada desde hacía varios años cuando, todavía en Colombia, empecé a trabajar con la Fundación Hamuy Munakuy (hoy en día llamada Bengala la Maleza) y junto a ella a luchar por crear consciencia sobre las comunidades indígenas a través del arte y sensibilizar al público sobre las problemáticas que enfrentan.

Desempeñé distintos roles en la fundación pero mi favorito sin lugar a dudas fue el de actriz, cuando tuve la oportunidad de participar en la primera obra de teatro de la fundación y así reconectarme con una pasión que siempre ha vivido en mí pero de la que me había desconectado por un tiempo. La obra Silencio, escrita y dirigida por Carolina Ribón, es una mezcla de teatro de protesta y teatro ritual que busca darles voz a las silenciadas y olvidadas víctimas del conflicto armado. Relata la historia de una comunidad indígena en donde las mujeres no pueden tener hijos porque estos se niegan a nacer en un pueblo en guerra, olvidados y rechazados por el resto de la sociedad.

A partir de la segunda temporada de la obra contamos con la participación de mujeres artesanas Emberá Chamí quienes viven en Bogotá desde hace 18 años cuando fueron desplazadas de sus tierras junto con sus familias y fue a partir de este encuentro que me percaté por primera vez de sus collares magníficos.

Desde el primer instante sentí una profunda admiración por sus habilidades y por su capacidad artística y creativa, capaces de tejer piezas tan complejas pero delicadas, combinando un sinfín de colores de una forma tan natural que es imposible no embelesarse ante su vista.

Okama, en lengua Emberá, quiere decir “el camino que recorre el cuello” y es la palabra que designa sus sublimes y coloridos collares. Escogí este nombre porque es el producto más cercano a mi corazón, el que me trajo al mundo de las artesanías y con el inicié mi empresa, sin embargo hoy en día OKAMA UK ofrece no solo todo tipo de accesorios tejidos en chaquiras sino además una variedad de productos artesanales que van desde las mochilas hasta las bandejas en wérregue, todos hechos por artesanos utilizando técnicas de tejido tradicionales.

Nuestro equipo principal está compuesto por dos personas: mi mamá, Alicia Elena del Gordo, quien coordina todo el proceso de comisión, compra y envío de los productos, y yo. Actualmente trabajamos con alrededor de 12 familias de 4 comunidades indígenas diferentes: Emberá Chamí, Inga Kamentsá, Wounan y Wayúu. Todos los productos que ofrecemos son 100% hechos a manos y cada pieza es única y especial. Única porque solo creamos una por cada diseño, y especial porque cada diseño viene directamente del corazón.

Trabajamos bajo una política de comercio justo con todos los artesanos, pagándoles precios justos por encima de lo que reciben normalmente cuando los venden en la calle, y además una parte de las ganancias está destinada a invertir en proyectos que ayuden a sus comunidades.

Mi próxima aspiración es implementar un nuevo proyecto enfocado en documentar y preservar las culturas indígenas que se encuentran en riesgo de extinción física o cultural para conservar su memoria y poder darlas a conocer al mundo.  

De acuerdo con la ONIC alrededor de un tercio de las comunidades indígenas que existen en Colombia están a una generación de desaparecer, ya sea porque sus poblaciones han disminuido dramáticamente a causa de las feroces matanzas e invivibles condiciones a las que han sido sometidos, o porque, desplazados de sus territorios ancestrales por grupos armados o por grandes multinacionales que buscan enriquecerse con los recursos de sus suelos, las nuevas generaciones están creciendo en las ciudades, descontextualizadas de sus costumbres y viviendo una vida completamente diferente a la de sus padres y sus abuelos.

Es precisamente con aquellas comunidades en riesgo con las que pretendo seguir ampliando mi trabajo en los próximos años.

Las artesanías son parte del legado cultural de las naciones indígenas: Los tejidos narran sus leyendas, sus historias de creación, describen sus costumbres y sus formas de vida. Son las pinturas abstractas de sus territorios sagrados y de la naturaleza que los rodea.  Son los libros que nunca se escribieron y su forma de transmitir quiénes son. Son el conocimiento ancestral que a pesar de la conquista logró sobrevivir y ser transmitido. Y es nuestro deber luchar por rescatar su memoria histórica y no permitir que una vez más culturas enteras desaparezcan de la faz de la tierra sin haber dejado rastro.

Conoce más sobre nuestro proyecto y descubre nuestros productos acá:

www.okama-uk.com


¿Tienes algún proyecto, historia o consejitos? Cuéntanos  y ayuda a otro colombiano que le pueda ser útil esa información.

Puedes participar en el blog escribiendo sobre cualquier asunto como colombiano en el exterior o divulgando tus proyectos o tu negocio!

Escríbenos!

Categorías
Curiosidades Emprendimientos Entrevistas Hogar Otras Historias Región Andina Rinconcito Tricolor

Conociendo más sobre el proceso creativo en DESOBRA

Mesa Auxiliar CUPRO

Alejandro Palacio, Director Creativo y fundador de DESOBRA, nos cuenta la historia de La mesa auxiliar CUPRO como ejemplo de la línea comercial altamente transformada:

… Era el año 2015 y caminaba de la estación del metro a nuestro taller. Una cuadra antes de llegar, en la esquina y casi obstruyendo completamente el andén, encontré amontonadas carretas de cable descartadas. Estas a juzgar por sus marcas y sellos en la madera, casi con seguridad habían sido utilizadas como embalaje de cables de cobre.

Aún cuando no tenía muy claro qué hacer con ellas, a mi juicio tenían potencial para diseñar algo interesante. Así que sin pensarlo mucho, fui por ayuda para recogerlas y llevarlas a nuestra bodega de materiales.

A diferencia de otras carretas que había visto antes, estas estaban hechas de madera contrachapada y no maciza como otras más comunes, y espacio entre las superficies circulares era mucho más estrecho que de costumbre.

Estuvieron almacenadas durante algunos días, hasta que un buen cliente de la marca, nos dijo que buscaba una mesa para el centro de su sala mientras señalaba en una foto que le había enviado la tapa circular de madera contrachapada.

Más tarde, de vuelta en el taller, fui a verlas en la bodega y vi que su sello decía claramente ¨Cobres de Colombia¨

Personalmente me concentro especialmente en que y cada producto de la marca tenga un tema principal, un significado, un propósito, un hilo conductor. Levanté la mirada en ese instante y en un rincón de la bodega, habían amontonados algunos tubos de cobre usados que habíamos recogido y almacenado semanas atrás. Esos tubos y su material eran perfectos para las patas del proyecto de mesa con las tapas de los carretes. De esta manera empecé a experimentar en el taller posibles ensambles y transiciones mecánicas entre los tubos y la tapa sellada de madera, hasta que estuve satisfecho.

Luego de que su estética fuera aprobada, su funcionalidad debía ser mejorada.
La mesa no podía soportar cómodamente cosas en su superficie puesto que el ensamble de la tubería y el contrachapado de madera era mecánico y los tubos ocupaban parte de la superficie hacia el centro de la tapa circular.

Luego de explorar posibilidades se me ocurrió que lo más apropiado era una lámina de vidrio templado que dejara a la vista el poco convencional ensamble mecánico, el material de los tubos, y la marca original de la carreta ¨Cobres de Colombia¨, pues este era sin duda, el plato fuerte y concepto de su historia y diseño.

Terminé por usar prensas en C o ¨sargento¨ para sostener flotado el vidrio sobre la madera pues al estar con el cobre por tema, contamos con la suerte de recordar que teníamos unas entre las herramientas del taller precisamente con sus roscas cobrizadas. Estando muy satisfecho con el proceso, decidí entonces tratarlos tubos con ácido para decaparlos, limpiar profundamente las tapas selladas de madera contrachapada de las carretas, y finalmente ensamblar con pegante anaeróbico la base de tubería, para finalmente fijar las prensas cobrizadas y el vidrio a ellas con empaques de caucho y tuercas especiales.

En ese momento nació un nuevo producto Desobra. Decidí llamarlo CUPRO de manera que cualquiera que la mire y aprecie, entienda que el cobre no sólo es el material de las piezas que lo hacen posible, sino también la esencia y pretexto que fueron la ayuda que nos guiaron durante todo el proceso creativo que nos llevaron a este resultado que tanto nos enorgullece ofrecer.


Alejandro Palacio

CONTACTO
[email protected]

@desobra en Facebook // @desobra en Instagram

Conoce la historia de esta empresa en:


Conoce más Colombianos y Emprendedores haciendo click AQUI


¿Y tú, eres un colombiano emprendedor y quieres dar tu negocio a conocer?

Entérate más en la sección Escribiendo con Nosotras o  Enlaces Amigos

¡No olvides dejarnos tus comentarios!!

Haz parte de nuestra red de suscriptores y podrás tener acceso a nuestros boletines, descargables, fotos y toda la información de nuesto blog! Anímate y se parte!!