Soy María Camila Jaramillo Diseñadora Industrial con una Maestría en Diseño de accesorios de Moda.

Luego de vivir el Mundo de la Moda en Milán mientras estudiaba la Maestría decidí hacer un cambio drástico en mi vida y me fui a estudiar inglés a South Africa. Allí decidí permitirme vivir experiencias que nunca había vivido. Me hospede en la casa de una familia Musulmana Maravillosa, estudié Inglés en una escuela que tenía un convenio con una petrolera y la mayoría de mis compañeros eran africanos, realice actividades extremas como saltar de paracaídas, bunging y shark diving .

Para terminar esta experiencia decidí ir a Namibia a realizar un Voluntariado en una reserva de animales salvajes y allí cambio mi vida.

¿Por qué ser voluntaria?

Desde muy pequeña mis padres y mi abuela nos inculcaron ayudar a los demás. Desde muy pequeñas preparábamos con mi madre y mis hermanas una merienda todos los 1 de cada mes e íbamos por la noche en el carro a repatirla a las personas que vivían en la calle. En las navidades también siempre hemos recogido de los ahorros de cada una para hacer alguna obra social y de ahí siento que nació esta vocación. También mi abuela con unos amigos creó una Fundación y siempre hemos estado muy pendientes de que todo este bien y que puedan continuar con su misión.

¿Por qué ayudar a los demás?

Siento que esa es la misión mía en esta vida, amo inmensamente el trabajo con comunidades vulnerables. Esta pasión me la inculcaron mis padres desde muy pequeña, ellos y mi abuela han sido mi ejemplo ya que gran parte de su vida la han dedicado a ayudar a  los demás.

¿Cómo llegaste a ser voluntaria en África? Quien te contó de esta experiencia?

La primera vez que estuve en África de voluntaria fue en el 2010 mientras estudiaba ingles, quería vivir una experiencia mas intensa y retribuir un poco a ese continente maravilloso que conquisto mi corazón.

Desde el 2010 África quedo impregnada en mi alma, mi corazón y mi ser. Un día un amigo compartió una publicación en la que estaban buscando voluntarios para realizar un trabajo con una comunidad Masai en Tanzania, estaban buscando diseñadores gráficos, documentalistas y fotógrafos; yo no encajaba en ninguno de esos perfiles, pero ellos en la organización tienen dos proyectos uno es el apoyo a una escuela y el otro es un proyecto de joyería Masai y ahí me enganche. No podía creerlo sabia que esta experiencia era mi sueño, los Masai, la joyería, así que decidí postularme. Y sin buscarme decidieron que tenia un perfil muy interesante y que ellos no habían pensado en el proyecto de la joyería y que necesitaban mucho de mi ayuda así que emprendí mi viaje.

¿Qué clases de actividades realizaste?

Primero cada vez que llego a una nueva comunidad hago un poco un estudio de etnografía que es como un estudio de observación y interacción con la cultura. Luego comenzamos a realizar los talleres de Joyería con las mujeres Maasai. En un principio les pedimos que nos realizaran diferentes propuestas de lo que ellas hacían, luego en base a sus creaciones diseñe una piezas que estuvieran muy ligadas a su arte y tradición, manejando las mismas formas y gamas de colores, también tome como ejemplo varias piezas que fabrican otras etnias Maasai. Luego de tener los diseños comenzamos con la producción y a trabajar de la mano con ellas para que entendieran como eran los diseños, los cambios de color y los terminados, queríamos piezas de mejor calidad.

 

¿Cómo fue tu ruta del voluntariado?

Salí de Medellín a Bogota, Allí me encontré con mi Amigo Eduardo Mejía quien estuvo también trabajando en el proyecto desde la parte etnográfica y producción audiovisual. Luego volamos a Brasil allí tuvimos una escala de 12 horas. Volamos a Johannesburgo porque de regreso queríamos estar unos días en South africa donde los dos estuvimos hace 10 años. De allí volamos a Kenya y Finalmente a Tanzania Dar Salaam.

¿Los gastos del viaje los cubre cada persona o cómo funcionan estos voluntariados?

Todo depende de cómo estén constituidos los programas, hay diferentes opciones.

¿Dónde más has sido voluntaria?

  Soy voluntaria de la Fundación Nutrir hace mas de 6 años (la organización que fundo mi abuela),  esta ha enfocado su trabajo en el desarrollo de prácticas y estrategias que permitan atender a la niñez en condición de vulnerabilidad, para que a través del suministro de desayunos y almuerzos, los niños y niñas colombianos estén mejor nutridos y puedan contar con mejores expectativas de vida.

 Fui voluntaria en Harnas ( reserva de animales salvajes en Namibia).

 

 

También  he participado en voluntariados en “Techo” que es una fundación que esta presente en varios paises de Latinoamerica y su finalidad es costruir  viviendas a personas necesitadas.

 

   Y ahora soy Voluntaria de mi propio proyecto AINAN.

¿Cómo fue tu primera experiencia?

Maravillosa; Mi primera experiencia fue en Harnas wild life conservation.  Fue ese imán que necesitaba en ese momento luego de vivir en Milán inmersa en el mundo de la moda para poner los pies de nuevo en la tierra. No fue fácil, mi nivel de inglés no era muy bueno entonces a veces no entendía cosas, todos los otros voluntarios en su mayoría era de Noruega, Suecia, Finlandia sabían muy bien inglés .

Al principio sufrí mucho de dolor de cabeza por la deshidratación, trabajábamos todo el día al aire libre con un sol y una temperatura muy alta entonces era complicado acostumbrarse, hacíamos trabajo físico fuerte como cortar árboles, arreglar cercos, caminar distancias largas con los animales o para ir a alimentar a algunos animales que estaban lejos etc. De vivir súper bien vestida e impecable pase a vivir sucia, vestida con lo primero que encontraba, fue como un reencontrarme con la tierra y la naturaleza. Una experiencia que definitivamente cambio mi vida.

¿Cómo alguien puede participar de un voluntariado de estos?

Todos los que quieran ser voluntarios lo pueden hacer, hoy en día hay miles de opciones para todos y cada una de las profesiones, lo único que se necesita es ganas y la verdadera intención de dejar una huella que pueda contribuir a un cambio en la vida de esos seres con los cuales vas a trabajar y estar dispuesto a desaprender para aprender.

¿Qué es lo que más te ha gustado de estas experiencias?

 

 

Todo el aprendizaje que he tenido al lado de todos los seres que han acompañado cada uno de los procesos, y sentir el cariño de todos los seres .

¿Qué es Ainan? Como surgió? Porque? Cuál es la finalidad de este proyecto?

Hace un año pase por una situación muy difícil de mi vida, donde todo de un momento a otro cambio y para mi fue muy difícil. En ese momento decidí comenzar a tejer  y le dije a una Mujer que conocí que tejía ojos de dios y mándalas que si me enseñaba. Desde ese día me encarrete con el tejido, comencé a buscar fotos y a entender la construcción de ellos y a practicar. Fui montando fotos de mis obras y las personas comenzaron a decir que quería que les vendiera, pero yo no quería comenzar un nuevo negocio había acabado de cerrar mi marca de joyería y no quería mas eso. A la vez comencé a recibir clases de crochet con LAGARRA.

Un día una amiga indígena que conocí en Nutrir; ella era la trabajadora social me llamo para decirme que en su comunidad habían muchas personas damnificadas por el invierno que si yo conocía organizaciones y personas que le pudieran ayudar acá en Medellín. Escribí por redes sociales y nadie apareció. Así que le dije que le podía enviar un poco de dinero mío pero que no había encontrado mas ayuda. Entonces allí decidí que yo necesitaba seguir tejiendo y que los recursos obtenidos como no los quería para mi si habían muchas personas que los necesitaban y de allí nació AINAN. Decidí que todos los fondos iban a ser destinados para realizar proyectos con comunidades indígenas y afrodescendientes.

Quería que fuera un nombre en Kamentsa que es la comunidad de mi amiga Carmen Chindoy. En todo el proceso que tuve cuando comencé a tejer y a entender muchas de las cosas que estaban sucediendo en mi vida lo mas importante para mi y claro era el Amor, el verdadero amor. Como con amor podemos transformar las situaciones, las personas y el entorno. En Kamentsa no existe la palabra amor como tal existe corazón que es AINAN, así que tomando también un poco de la geometría sagrada tome el símbolo del octaedro que es el aire la parte espiritual, el aliento y la marca completa significa el aliento del corazón que es igual al amor.

Por esos días mi profesora de Crochet Lina Toro de la Garra me dijo que comenzara a enseñar, yo tenia mucho miedo, porque no tenia mucha paciencia era muy perfeccionista y muy cuadriculada para las cosas, le dije que mejor no y ella siguió insistiendo así que comencé y dicte el primer curso a un grupo de alumnas de ella y ella que también quería aprender. Fue una experiencia súper bonita, donde me di cuenta que todo el aprendizaje que había tenido durante esos momentos difíciles habían comenzado a transformarme.

Empecé a dictar cursos y vender los mándalas durante 5 meses estuve recogiendo los primeros fondos de las ventas de ellos y las clases, para realizar mi primer proyecto en la comunidad Kamentsa. El 30 de diciembre del 2016 emprendí mi viaje rumbo al Putumayo, nunca había estado en esas tierras. En la casa de los papas de mi amiga Carmen me recibieron como una integrante mas de la familia, aprendí mucho de ellos y durante los primeros días estuve compartiendo con ellos y la comunidad, también programando el primer proyecto que fue un proyecto iniciativa de un grupo de mujeres Kamentsa que viven en Bogota. Ellas querían realizar un encuentro de mujeres donde se retomaran todos los temas de su tradición y ancestralidad. Durante 3 días tuvimos el encuentro con 70 mujeres y niñas adolescentes donde trataron temas de Medicina, artesanía, territorio, gastronomía y chagra. De parte de AINAN patrocinamos todo el evento y además les enseñe a tejer los ojos de dios que ellas querían aprender.

Ahora AINAN sigue creciendo, dictando cursos y vendiendo las mándalas, pues la finalidad es poder llegar a muchas comunidades de nuestro país para compartir y aprender . Además de parte personal siento que necesito conectarme un poco mas con las comunidades indígenas, con nuestros ancestros, nuestras raíces para conectarme un poco mas con la tierra y el universo. Además siento un llamado a apoyar los procesos artesanales de nuestro país.

 

Para que conozcan más de su trabajo y se antojen de los cursos o las lindas mandalas y apoyen sus proyectos

esta es su cuenta de  Facebook

https://www.facebook.com/AINAN-271309159929923/

Instagram

https://www.instagram.com/ainanojosdedios/?hl=es

 María Camila Jaramillo Gómez

Cel: +57 3116414547

camijarm@hotmail.com


Y tú, ¿Haz tenido una experiencia similar y quieres compartirla?

¿Quieres contarnos alguna anécdota o proyecto?

 Entérate más en la sección Escribiendo con Nosotras. o  Enlaces Amigos

No olvides dejarnos tus comentarios!

Opt In Image

Porque sabemos que te gusta estar al día con nuestro blog, inscríbete en nuestra lista de correos donde te enviaremos nuestras últimas entradas, noticias y demás actualizaciones que te interesen!

Ayúdanos a difundir!!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on RedditShare on TumblrShare on VKEmail this to someone