En 2016, tras dos años de llegar a vivir a Londres, tomé la decisión de fundar OKAMA UK, una organización que busca reivindicar los derechos culturales de las comunidades indígenas en Colombia a través de la promoción de sus artesanías en el exterior. Ofreciendo tanto diseños propios de las comunidades como diseños más modernos, busca rescatar el oficio tradicional de la tejeduría en sus diferentes formas y promover al arte indígena como muestra cultural, brindando así una fuente regular de ingresos a los artesanos que les permita mejorar su calidad de vida.

Aunque me tomó un tiempo empezar, la semilla de mi proyecto estaba plantada desde hacía varios años cuando, todavía en Colombia, empecé a trabajar con la Fundación Hamuy Munakuy (hoy en día llamada Bengala la Maleza) y junto a ella a luchar por crear consciencia sobre las comunidades indígenas a través del arte y sensibilizar al público sobre las problemáticas que enfrentan.

Desempeñé distintos roles en la fundación pero mi favorito sin lugar a dudas fue el de actriz, cuando tuve la oportunidad de participar en la primera obra de teatro de la fundación y así reconectarme con una pasión que siempre ha vivido en mí pero de la que me había desconectado por un tiempo. La obra Silencio, escrita y dirigida por Carolina Ribón, es una mezcla de teatro de protesta y teatro ritual que busca darles voz a las silenciadas y olvidadas víctimas del conflicto armado. Relata la historia de una comunidad indígena en donde las mujeres no pueden tener hijos porque estos se niegan a nacer en un pueblo en guerra, olvidados y rechazados por el resto de la sociedad.

A partir de la segunda temporada de la obra contamos con la participación de mujeres artesanas Emberá Chamí quienes viven en Bogotá desde hace 18 años cuando fueron desplazadas de sus tierras junto con sus familias y fue a partir de este encuentro que me percaté por primera vez de sus collares magníficos.

Desde el primer instante sentí una profunda admiración por sus habilidades y por su capacidad artística y creativa, capaces de tejer piezas tan complejas pero delicadas, combinando un sinfín de colores de una forma tan natural que es imposible no embelesarse ante su vista.

Okama, en lengua Emberá, quiere decir “el camino que recorre el cuello” y es la palabra que designa sus sublimes y coloridos collares. Escogí este nombre porque es el producto más cercano a mi corazón, el que me trajo al mundo de las artesanías y con el inicié mi empresa, sin embargo hoy en día OKAMA UK ofrece no solo todo tipo de accesorios tejidos en chaquiras sino además una variedad de productos artesanales que van desde las mochilas hasta las bandejas en wérregue, todos hechos por artesanos utilizando técnicas de tejido tradicionales.

Nuestro equipo principal está compuesto por dos personas: mi mamá, Alicia Elena del Gordo, quien coordina todo el proceso de comisión, compra y envío de los productos, y yo. Actualmente trabajamos con alrededor de 12 familias de 4 comunidades indígenas diferentes: Emberá Chamí, Inga Kamentsá, Wounan y Wayúu. Todos los productos que ofrecemos son 100% hechos a manos y cada pieza es única y especial. Única porque solo creamos una por cada diseño, y especial porque cada diseño viene directamente del corazón.

Trabajamos bajo una política de comercio justo con todos los artesanos, pagándoles precios justos por encima de lo que reciben normalmente cuando los venden en la calle, y además una parte de las ganancias está destinada a invertir en proyectos que ayuden a sus comunidades.

Mi próxima aspiración es implementar un nuevo proyecto enfocado en documentar y preservar las culturas indígenas que se encuentran en riesgo de extinción física o cultural para conservar su memoria y poder darlas a conocer al mundo.  

De acuerdo con la ONIC alrededor de un tercio de las comunidades indígenas que existen en Colombia están a una generación de desaparecer, ya sea porque sus poblaciones han disminuido dramáticamente a causa de las feroces matanzas e invivibles condiciones a las que han sido sometidos, o porque, desplazados de sus territorios ancestrales por grupos armados o por grandes multinacionales que buscan enriquecerse con los recursos de sus suelos, las nuevas generaciones están creciendo en las ciudades, descontextualizadas de sus costumbres y viviendo una vida completamente diferente a la de sus padres y sus abuelos.

Es precisamente con aquellas comunidades en riesgo con las que pretendo seguir ampliando mi trabajo en los próximos años.

Las artesanías son parte del legado cultural de las naciones indígenas: Los tejidos narran sus leyendas, sus historias de creación, describen sus costumbres y sus formas de vida. Son las pinturas abstractas de sus territorios sagrados y de la naturaleza que los rodea.  Son los libros que nunca se escribieron y su forma de transmitir quiénes son. Son el conocimiento ancestral que a pesar de la conquista logró sobrevivir y ser transmitido. Y es nuestro deber luchar por rescatar su memoria histórica y no permitir que una vez más culturas enteras desaparezcan de la faz de la tierra sin haber dejado rastro.

Conoce más sobre nuestro proyecto y descubre nuestros productos acá:

www.okama-uk.com


¿Tienes algún proyecto, historia o consejitos? Cuéntanos  y ayuda a otro colombiano que le pueda ser útil esa información.

Puedes participar en el blog escribiendo sobre cualquier asunto como colombiano en el exterior o divulgando tus proyectos o tu negocio!

Escríbenos!

Opt In Image

Porque sabemos que te gusta estar al día con nuestro blog, inscríbete en nuestra lista de correos donde te enviaremos nuestras últimas entradas, noticias y demás actualizaciones que te interesen!