Una de las experiencias más enriquecedoras cuando se vive afuera es vivir otras tradiciones. Dar gracias es una de las cosas más sencillas que puedes hacer y que genera regocijo en quien la escucha. Hoy es una buena oportunidad para reflexionar un poco acerca de la gratitud, esa virtud y esa palabra que llena el alma, que le da a la persona la recompensa por su esmero, amor y cariño al hacer las cosas. Como dijo Sandeau:

La gratitud es como aquel licor de Oriente que sólo se conserva en jarros de oro: perfuma las almas grandes y se agria en las pequeñas”

Y es que en este mundo, cada vez más caótico, muchas veces olvidamos tomar un respiro y agradecer el estar vivos, por nuestra familia, salud, amigos, por las bendiciones que día a día recibimos y eso es algo que me parece bonito de esta fecha: un día para agradecer.

Se que existe mucha polémica alrededor la misma, como la ironía de honrar nativos americanos viendo que luego de ayudar a los forasteros, fueron masacrados  en sus tierras. Mi deber aquí no es juzgar porque muchas cosas buenas han salido de momentos o hechos históricos desagradables que han hecho al hombre reflexionar y cambiar. Es importante rescatar las cosas buenas, esos espacios donde somos humanos, donde nos ayudamos los unos a los otros, y demostramos que juntos podemos lograr un mundo mejor. Así que aquí les dejo un pequeño resumen de esta tradición norteamericana.

Origen de la tradición

graciasEste día tiene sus orígenes gracias a una mezcla de las tradiciones europeas y los tribus nativas norteamericanas. Proviene de mezclar las fiestas de agradecimiento del trabajo duro alrededor de los ciclos de cosecha. En Estados Unidos esta celebración comenzó en 1621 en Plymouth, Massachussets como agradecimiento de la buena cosecha. En principio la colonia de Plymouth no tenía suficiente comida para alimentar a todos los colonos e incluso, se dice que el hambre que soportaron fue tan grande, que recurrieron al canibalismo para poder sobrevivir. Fue entonces cuando la tribu Wampanoag ayudo a los peregrinos dándoles semillas y enseñándoles a pescar. Los colonos en agradecimiento, hicieron una cena para agradecer por las enseñanzas. Se convirtió en celebración nacional desde 1863, el cuarto jueves de noviembre. Aunque la celebración en Plymouth es la más común, aún existe controversia acerca del origen en sitios como Texas y Florida. Puedes leer más aquí.

Cena de acción de gracias

Esta es mi parte favorita, no solo porque reúne a la familia, sino porque la comida es especial y genera ese calor de hogar que tanto se extraña cuando se vive afuera. Por lo general,  las familias se reúnen en la tarde para compartir, comer y conversar. Por lo que he visto y vivido,  esta fecha es la más importante para los estadounidenses, incluso más que navidad porque no importa que tan lejos se encuentre la gente, siempre viajan a celebrar esta fecha con sus familias además de ser el festivo más grande del año.

La comida tradicional consiste en un pavo asado u horneado, aunque aquí en el sur de Estados Unidos es muy común freírlo en aceite, y aunque sabe delicioso, es una de las formas más peligrosas de hacerlo, debe hacerse despacio para evitar que el pavo explote pero se cocina en la mitad del tiempo que uno horneado o asado. Miren este videito para que vean como se hace!

El pavo va relleno, tradicionalmente de pan de maíz y salvia, pero con los años se ha convertido en un arte hacer un relleno diferente sea con frutos secos, verduras, etc. El pavo se sirve con una salsa de arándanos (cranberry sauce). Los platos tradicionales que acompañan la cena son judías o habichuelas verdes, a veces solo hervidas o en cazuela. Papa dulce, una manera tradicional es hacerlas con masmelos, un poco dulce para mi gusto! Puré de papa con gravy (esta es una salsa hecha con el caldo del pavo, harina y mantequilla). De postres se tienen pies de manzana o calabaza (ahuyama para nosotros) y la bebida tradicional es la cidra caliente con canela.

Como extranjera, sólo he llegado a experimentar esta tradición con una familia americana una vez. Lo más común en ciudades donde hay tanto estudiante internacional es hacer un potluck (no se como traducirlo!!) pero es una cena en la cual cada persona lleva un plato para compartir, muchas veces, alrededor de un plato principal que el organizador del evento hace.

Una curiosidad es que, como verás, hay muchísima comida en esta fecha. Es común que la gente lleve pavo y sobras a su casa. En mi caso, he llegado a comer pavo hasta por una semana seguida! Y eso, por ejemplo, fue una de las curiosidades aquí, en los restaurantes o cenas, en vez de desperdiciar la comida que sobra te la puedes llevar a tu casa, incluso te dan las cajas en los restaurantes y es muy común pedirlas. No es como en Colombia que a uno le daba pena cuanda la mamá o la abuelita pedía que le empacaran las sobras para los perritos (aunque no fuera así!).

Una receta fácil para compartir

A veces estamos cortos de ideas acerca de que llevar a un potluck o cena de acción de gracias. Ya sabemos que el puré de papas es una comida tradicional en esta fecha, aquí les comparto una receta sencilla para tener una variación de esta receta tradicional y que todos tus amigos van a amar!

receta

gracias


Agradecimientos a Ruocaled autor de la foto, la imagen original puede ser encontrada aquí.

Y tú,  ¿Que agradeces esta semana? ¿Has estado en una cena de acción de gracias?

No te olvides dejarnos tus comentarios!!

¿Quieres contarnos tu aventura¿Te gustaría escribir con nosotras?

¿Interesado? Lee más en la sección Escribiendo con Nosotras.

O envianos un e-mail, con tú registro y comentario en la sección de Contacto.

Salvar

Opt In Image

Porque sabemos que te gusta estar al día con nuestro blog, inscríbete en nuestra lista de correos donde te enviaremos nuestras últimas entradas, noticias y demás actualizaciones que te interesen!

Ayúdanos a difundir!!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on RedditShare on TumblrShare on VKEmail this to someone