En esos días que uno tiene un tiempo extra  un poco quieto y calmado, como que se activa una región del cerebro que los afanes del día a día van dejando para atrás… y vienen aquellos recuerdos y pensamientos a instalarse en la cabeza, mira uno a su alrededor  y piensa:   wow tantas cosas que ya pasaron, a qué horas todo pasó tan rápido y llegué hasta aquí?

Pues bueno, este proyecto del blog me ha hecho, aún sin esos tiempos de calma de por medio, mirar hacia atrás y pensar…

Desde la época del colegio, me gustó aprender, entender lo mejor posible las cosas y entonces, cuando fui creciendo y tuve la oportunidad a través de las clases del cole, conocer sobre la historia, la geografía, los idiomas y las religiones del mundo, sentí un encanto secreto por  las diferencias, por viajar y por conocer algún día eso que me relataba un texto, un artículo de revista, un libro; que me mostraba unas fotos, una peli o un documental o que me contaba una canción.

Con el tiempo transformé ese encanto en un sueño, un sueño no de turista sino de ciudadana global, de aprender otros idiomas y poder estudiar, visitar otros lugares y conocer diferentes estilos de personas, pero al mismo tiempo sabía que por mi realidad no era una cosa tan fácil, así como lo era para aquellos que a cada vacaciones iban para un lugar diferente o para aquellos que por ejemplo ir a Estados Unidos era una experiencia tan cotidiana como ir a la tienda  ( y digo como ir a la tienda específicamente, porque en  esa época a falta de red social para poner la foto del momento y acumular likes, era la cantidad de productos extranjeros que comprabas  y traías de tu viaje era lo que te hacia ser el más wow, entonces el foco estaba en volver repletos de cositas adquiridas en los malls para mostrar). Aceptémoslo la vanidad es algo muy humano.

Ya en épocas de comienzos de la U,  fui más consciente de los otros estilos y oportunidades para tener una experiencia, una vivencia internacional, y así mi  idea era pasar una temporada de formación y experiencia en el extranjero, la verdad no pensaba ni 5 en lo duro que emocionalmente me podría dar, quienes me conocen saben que nunca fui muy expresiva, sensibililera o cariñosita, entonces delante de ese auto conocimiento que tenía, pensaba que la cuestión era más de forma que de fondo (sii como no, humm definitivamente la ignorancia es atrevida 😛 jeje)  Pero de eso puedo hablar después…

Y en fin, fué que en ese proyecto de búsquedas para mi futuro, y estudiando Italiano que conocí  al que ahora es mi esposo, comenzamos siendo compañeros en el estudio del idioma, pasamos a ser amigos y se abrió la oportunidad de hacer un intercambio en su casa buscando la oportunidad de Maestría o trabajo  aquí en Brasil,  pero para intentarlo, tenía que renunciar  a otro sueño que estaba viviendo en ese momento y que era el inicio de mi carrera como profesional en una empresa de grande porte en Medellín en la que ya había realizado la práctica, de la cual me gustaba el sector al que la empresa pertenece y en la cual también tenía unas posibilidades de proyección profesional que realmente me interesaban y me tentaban, sin decir  que para esta altura ya también ya estaba estudiando Portugués y había cierta parte emocional llamándome para venir para acá.

Decidir intentarlo fué demasiado difícil para mí, pero desafiando a mi dominante parte racional  y atendiendo al dictado popular que dice que es  mejor decir que lo intenté a  decir que nunca me arriesgué, pues renuncié a mi trabajo y me pasé 6 meses en Brasil, tocando muchísimas puertas, pero para bien o para mal, tristemente no me salió nada de lo proyectado y tuve que volver, pero aprendí muchas cosas de aquí, de allá, de mi misma…. fué una experiencia bastante significativa en mi vida y diría que de las que más me marco y cambio mi rumbo, pues a esta altura también me había ganado un super novio en el camino …Volví y seguimos una relación a distancia por un año, hasta el punto en que volver a decidir fue más que necesário, esta vez  era un todo o nada más fuerte que el anterior, o terminar…o casarnos (con el vivir aquí, vivir allá incluido)! 😮

Imagino que ustedes ya saben lo que decidimos, es por eso que estoy aquí escribiendo y  es por eso que Brasil es mi lugar de residencia desde hace 3 años ya. 😉

En la vida hay, como dice la canción de Rubén Blades… ¨decisiones cada día alguien pierde, alguien gana ave maría¨.

Y nosotras hoy decidimos compartir nuestras experiencias con el mundo, con ustedes que también tienen sueños, proyectos e cuestiones sobre las cuales decidir… Estar lejos de casa por largos períodos o por tiempo indefinido, puede ser lindo, fortalecedor,  edificante, pero no es fácil por más que pueda ser decidido voluntariamente, pero es bueno pensar que  las alegrias compartidas se multiplican y las tristezas compartidas, se dividen.

Diana Carolina


Y tú.  ¿Tuviste que decidir vivir una temporada  lejos de Colombia? ¿Cómo llegaste hasta ahí? ¿Te gustaría compartir alguna anécdota o información ?

Si tú respuesta es sí, te tenemos  dos opciones: escribe tu propia historia o dejános entrevistarte.

Y tu história aparecerá aquí  en el blog, en la sección Otras Histórias.

¿Te interesa? enteráte más en la sección Escribiendo con Nosotras.

O envianos un em-mail, con tú registro y comentário en la sección de Contacto 😉

Salvar

Opt In Image

Porque sabemos que te gusta estar al día con nuestro blog, inscríbete en nuestra lista de correos donde te enviaremos nuestras últimas entradas, noticias y demás actualizaciones que te interesen!

Ayúdanos a difundir!!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on RedditShare on TumblrShare on VKEmail this to someone